18 jun. 2017

Si el hombre ha llegado hasta la luna...

“Houston, aquí Base Tranquilidad, el Águila ha aterrizado”. dijo Neil Amstrong. El hombre, había pisado la Luna. Y es que todo, todo, todo es posible cuando te planteas un propósito firme, incluido el de pisar la luna. Porque al fin y al cabo ¿qué puede ser más "imposible" que eso?

En mi caso, el proceso para ser enfermera en Texas (USA) me ha llevado 5 años, un largo y tedioso camino. La primera vez que habrí el libro con ejemplos del formato de preguntas que hacían en el examen de ingles pensé que nunca podría llegar a ese nivel: 6.5 de 9. Había que ser nativo o algo para conseguir completar 4 horas de examen y llegar a una nota tan alta. Recuerdo que me desmotivé mucho. ¿Cómo iba a conseguir eso si lo único que sabía en inglés era el verbo "to be"? Pues me levanté, me apunté a clases de ingles, hice los ejercicios de ese libro, y de otro, y de otro.... salía a la calle a "hablar" con gente, etc. La última vez que hice este test saqué un 7.5!!!!! Pero ese no era el final del proceso, aún había mucho por recorrer.

Despues de dos años aprendiendo ingles, tenía que pasar un examen de TODA LA CARRERA DE ENFERMERÍA!!!! O my goodness! a estudiar todo de nuevo!!. La primera vez que me presenté al examen lo suspendí. Me desanimé muchísimo. Hacía ocho años que había terminado la carrera y para ese momento, ya llevaba 3 años sin trabajar. Estaba cansada, y  eso fue lo que hice: descansar. Cogí las maletas y me fuí a España con mi familia, repuse fuerzas, continué estudiando y para la segunda vez que me presenté al examen, saqué la máxima nota!!! Yupiiiii (digo... Yihhhaaa!!!) !! Lo había conseguido, era enfermera en Texas!!! Desafortunadamente  ese no era el final del proceso, aún quedaba camino por recorrer.

Llena de ilusión y ganas, cogí mis maletas y me fui a Houston a buscar trabajo. Entonces descubrí que el visado que tenía no me permitía trabajar en USA, por lo que las empresas no podían contratarme. Que decepción! Me desanimé muchisimo ¿Tanto luchar y ese iba a ser el final? No habia nada que yo pudiera hacer para cambiar eso, era el tipo de visa que tenía. Cogí mis maletas, me fui de nuevo a España a recobrar fuerzas.  A la vuelta, corrobore lo que yo ya sabía: La vida le sonríe a aquellos que trabajan para conseguir sus sueños. Y  sucedió "lo imposible": Gané la loteria de "Green Cards" (residencia permanente en USA). Esta lotería se juega una vez al año y solo tenía un 1% de ganarla. Yo lo hice, la vida me lo regaló. Desafortunadamente, aquí no acabaron los problemas.

Para cuando terminé con toooodo el proceso y estaba lista para volver a encontrar trabajo, ya hacía más de 5 años que no trabajaba y las empresas no querían contratarme por falta de experiencia reciente. No me lo podía creer, ¿En serio? ¿No había superado ya suficientes obstaculos? Una vez más, como cada año, cogí mis maletas y fui con mi familia a recuperar fuerzas. No hay nada mejor que estar con los tuyos para recuperar ánimos y fuerzas. A la vuelta de España me negué a aceptar esta situación: yo iba ha encontrar un trabajo. Envié curriculums por todas las empresas, asistía a numerosas entrevistas, ferias de trabajo, ect. Creo que todos los hospitales en Houston tienen mi currículum. Finalmente sucedió el milagro: Una empresa vio mis cualificaciones y decidió contratarme. Una empresa que ha confiado en mi desde el principio, me están ayudando y dando apoyo para que vuelva a ser la gran profesional que soy.

Ha sido un largo proceso,pero hoy puedo decir que soy enfermera en USA. Aquí por supuesto no acaba todo, aun queda trabajar cada día para crecer como profesional y hacer lo que mas me gusta hacer: servir y ayudar a otros.

Moraleja: 
1: Persigue tus sueños. Todo es posible. 
2: Acepta ayuda de los demás: Yo sola no hubiera podido hacer todo esto. Durante este tiempo he tenido amigos que me han ayudado con mi ingles, ha escribir cartas de presentación, me han abierto la puerta de su casa en Houston para que fuera a buscar trabajo, ect. Y lo más importante, el amor y apoyo incondicional de mi marido.
3: La pobreza no es un valor, el verdadero valor es la humildad y el servicio al progimo. Haz tu trabajo con ilusión y ganas, la vida te devuelve lo que le das. 
 
Por cierto, ¿sabes qué? Soy enfermera en USA!!!! Hurrayyy! Yupiiii! Yihaaaa!